lunes, 7 de diciembre de 2009


Rufino Tabardillo Bastonet jamás pensó que su vida daría un cambio tan radical a partir de un acontecimiento tan nimio como intrascendente. Aquejado de una progresiva miopía y aconsejado por su oculista, Rufino se dirigió en la tarde de ayer a una óptica ubicada en las cercanías de su domicilio. Una vez en el establecimiento, el susodicho comenzó a probarse distintas monturas con el fin de determinar con cuál de ellas se sentía más cómodo. Al probarse un modelo en concreto, Rufino sintió como una especie de descarga en el cuerpo mientras todo a su alrededor se tornaba oscuro y comenzaba a dar vueltas. Testigos presenciales aseguran que a partir de ese instante, su actitud cambió de forma sorprendente, como si se encontrase poseído por un extraño ente. Su polo se convirtió como por ensalmo en un jersey de cuello vuelto y comenzó a declararse a grandes voces fan incondicional de Lars Von Trier. Sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, salió disparado del establecimiento y se encaminó hacia el FNAC para adquirir la discografía completa de Radiohead y Franz Ferdinand mientras, por el camino, murmuraba frases como «Veo el mundo de una forma difusamente pura e inabarcable» o «El Devanagari es muy bello. Tiene una expresión poética en el trazo y en la combinación de ellos». Varios efectivos de la policía lograron al fin reducirle y detener su alocada huida cuando ya se encontraba a punto de introducirse en la Filmoteca con un ejemplar de Cahiers du Cinema bajo el brazo.

Tras arrancarle las gafas —que costó Dios y ayuda—, actualmente se encuentra sedado y bajo observación médica en el sanatorio de Ciempozuelos. No se descarta el tratamiento con electroshock a fin de devolverle a su ser.


[El diabólico objeto]

 

Comentarios

4 comentarios sobre "SE PRUEBA UNAS GAFAS DE PASTA Y SE TRANSMUTA"

jerobibo dijo...
7 de diciembre de 2009, 13:12

"Rufino Tabardillo Bastonet", jajajaja, qué hijoputa, jajajajaaj

muy buena la transmutación, si le vuelve a dar le hacemos el gargerejo, por cierto, se me acaba de ocurrir un notición, mañana lo cuelgo

alicia dijo...
7 de diciembre de 2009, 20:00

Para el Premio de "Gilipollas of the year" yo voto por el empaquetado en plástico, si sigue vivo.
Me ha salpicado el ánimo la noticia de los trozos de escroto en el canalón del tejado. ¿Se sabe algo de la pobre cortacéspedes?, porque la foto será de archivo, supongo.

Javier Márquez Sánchez dijo...
7 de diciembre de 2009, 20:28

Muchas gracias por el anuncio. En estos tiempos de crisis cualquier apoyo para conseguir trabajo es bienvenido. Si los padres me muestran su confianza dejándome a solas con los pequeñines en la fiesta, rebajo a 20 €.

jerobibo dijo...
7 de diciembre de 2009, 20:41

JAJAJA, QUÉ TÍO, JAVIER, A VER SI SACAMOS A TODOS LOS COLEGAS POCO A POCO, HAS VISTO A SALEM?

Publicar un comentario

 

(c) Jerónimo Tristante & Pedro de Paz, 2009