viernes, 18 de diciembre de 2009


"SÓLO PRETENDÍA SALUDARLO CARIÑOSAMENTE"

Es fácil frivolizar, contar chascarillos y chistes e ir por la vida haciendo gracietas sobre todas las cosas pero la vida es seria, muy seria. Es a la luz de los luctuosos hechos que nos ocupan cuando comprendemos cuán equivocados estábamos con esa actitud tan vana, tan frívola. Todos conocemos, por ejemplo, aquel famoso chiste de: ¿De qué murió el hermano del capitán garfio?.......De una colleja.

Las cervicales de Txemín, brutalemente seccionadas por el golpe fatal

Pues bien, una vez más, la realidad ha superado a la ficción y el chistecito no tiene ya la maldita gracia: su nombre, Andoni Ibarrebarrenarrak Goizitiluanaperhidrofenantreno. Un chaval del pueblo de Garakaldo muy querido por su humanidad y su afición al deporte. 1,98 de tío, un cuello recio, anchas espaldas, grandes manos de hombre honrado y unas ilusiones truncadas porque no pudo cumplir la ilusión de su vida: ser informático.

“El chico era muy buena gente, pero tenía unas manos que parecían manojos de pollas y unos dedos tan gordos que pulsaba varias teclas a la vez. Y ahí se acabó lo de la informártica ésa.Fui yo quien vio que tenía posibilidades como pelotari y levantador de piedras y le abrí nuevas perspectivas ahívalahostia”. Declara Gorka Iruretagoyenahivamorrak, su entrenador personal.

El caso es que el chaval era muy querido en el pueblo, un deportista venerado que “soltaba unas hostias en el frontón que ardía fuego en Troya cagoendiezahivalahostia”- nos comenta Doña Marieta, su abuela.

Quiso la mala fortuna que el jueves por la tarde se consumara la tragedia. Andoni acudió a su bar favorito, el Pintxo, donde se hallaba acodado en la barra Gumersindo Arriaga Borroka, alias Txemín, muy amigo suyo y de constitución algo más débil. Como siempre hacía, Andoni, se le acercó por la espalda y le propinó una colleja.

“El chaval cayó fulminado al suelo, convulsionó un poco eso sí, pero se quedó tieso ahívalahostia” –nos cuenta Pakito el Chistu, dueño del bar- “Siempre se dijo que el Txemín era algo débil, yo creo que culpa del Andoni tampoco es, la colleja no fue pa tanto cagondiezahívalahostialavirgen”.

La autopsia no ha dejado lugar a la duda, el muy animal de Andoni separó la vértebra C3 de la C4 de la colleja que le metió provocando la muerte instantánea de su amigo. “Está destrozado, dice su madre Nekane. No quiere hablar con nadie y apenas tiene apetito ahívalahostia. Sólo ha cenado un marmitako, dos chuletones, un pollo a la brasa, ensalada, salchichas, dos botellas de sidra y tres cuajadas. Se está quedando en nada”.

Todos rumorean que el Txemín era demasiado débil: “Creo que tenía un tatarabuelo andaluz y además, se dice que de pequeño pasó una gripe” Nos cuenta una vecina pared con pared del fallecido que quiere permanecer en el anonimato. Además, se dice que la familia "no se lo ha tomado demasiado bien" y eso en el pueblo, no agrada.

“El problema está en que se pierden las costumbres de aquí, cagondiosahívalahostia”- comenta Don Iñaki, párraco del pueblo-“Y claro, a los chavales los enseñan mal, joder. Porque la colleja vasca, bien dada, no mata. Si acaso invalida.”

Una tragedia. Seguiremos informando.


 

Comentarios

4 comentarios sobre "MATA A UN AMIGO DE UNA COLLEJA"

alitina dijo...
19 de diciembre de 2009, 19:10

¡Una birria de vértebras las del Txemín ése!

Deusvolt dijo...
19 de diciembre de 2009, 21:59

Jua,jua...¡Qué bueno! Creo que el papel para la peli lo va interpretar el Bardem, ja,ja..

Zumalakarregui dijo...
20 de diciembre de 2009, 20:18

¡¡¡ahívalahostia!!!

jerobibo dijo...
21 de diciembre de 2009, 20:23

sí, o ése o carmelo gómez, pero con cara de vasco ahívalhostia

Publicar un comentario

 

(c) Jerónimo Tristante & Pedro de Paz, 2009